Algodón

  • señaló que unos 400 mil trabajadores directost trabajan en la cadena algodón-textil, pero dependen alrededor de 1.5 millones de familias. Genera anualmente más de US$ 2 mil millones en divisas y alberga a miles de pequeñas y microempresas. Con el agro y las confecciones forman una cadena de valor promisoria, solo comparable con la gastronomía.
  • La importación de hilados de la India a precios artificiales o por debajo de su costo real, pone en grave riesgo a toda la cadena, pues si se cae la producción hilandera, se caen seguidamente los algodoneros, y luego los confeccionistas, especialmente los exportadores que no tendrán quién les abastezca de hilados nacionales para cumplir con las normas de origen de los principales TLC.
  • Pasaríamos de industriales textiles a simples maquileros, es decir, perderíamos nuestra principal ventaja competitiva que es la fibra nacional.
  • Por cada tonelada de hilo de algodón de la India que entra al Perú se deja de sembrar una hectárea de algodón, es decir, en un año tenemos 40 mil hás. menos. Si bien hoy tenemos una industria textil y de confección competitiva y con alto potencial, ese potencial no se desarrolla al 100 por ciento por la competencia desleal de las importaciones de China e India, con cuyos costos subsidiados es imposible competir.
  • En los últimos tres años se ha importado de 25,000 a 30,000 TM de hilo de algodón de la India anuales, que equivale a la producción de unas 8 a 10 hilanderías nuevas (con un promedio de producción de 3,000 a 4,000 TM por año c/u). Es decir, todo ese mercado ha sido arrebatado a nuestra industria por la competencia desleal de la India. 
  • Desde el 2007 el fenómeno se ha intensificado, pero las autoridades de turno optaron por hacerse de la vista gorda desconociendo un informe favorable del Indecopi, lo que a la larga ha costado el cierre de importantes empresas hilanderas.
  • Por más competitiva que sea nuestra industria hilandera, nunca podrá competir contra un país y una política de Estado, como es el caso de la India que subvenciona a sus agricultores y a su industria, ellos ayudan mediante subsidios encubiertos a que su industria hilandera y en general textil siga creciendo y se presta para ese descalabro internacional. En términos reales, hemos perdido mercado.
  • ¿Qué medidas se pueden tomar para proteger nuestra industria, si tenemos en cuenta la experiencia de otros países de la región como Brasil y México; y también que no tenemos TLC con India y que con China los textiles han quedado excluidos del TLC?
  • Yo no le llamaría proteger, no estamos de acuerdo con ese término, lo correcto es defender, nosotros necesitamos que el Estado no deje de cumplir su función de defender a la industria frente a la competencia desleal. En el caso de China, si bien está vigente el Convenio de Cooperación Aduanera y se han dado normas para fortalecer a Aduanas en la lucha contra las malas prácticas, aún no se nota voluntad para utilizar las nuevas herramientas con mayor rigor.
  • Malas prácticas como la subvaluación…
  • La subvaluación no solo es una mala práctica de comercio que le quita recursos al fisco, sino que atenta directamente contra puestos de trabajo formales y contra el potencial mismo de nuestra industria.
  • ¿Qué deberían hacer las autoridades involucradas?
  • Sunat/Aduanas debería esforzarse más en detectar y denunciar nuevos casos; nosotros le hemos manifestado en muchas oportunidades nuestra disposición a colaborar pero se requiere mayor energía en esta lucha. Indecopi debería ejercer con mayor fuerza su capacidad de acción para sancionar las prácticas desleales y el engaño al consumidor. Asimismo, el sistema judicial debería procesar los casos con más celeridad y aplicar todo el peso de la ley y desmentir con hechos la frase que dice que “en el Perú no existe delito aduanero”.
  • Pero el caso de los hilados provenientes de la India es un tema aparte.
  • En el caso de los hilados de algodón de la India, estamos frente a una estrategia comercial para apoderarse del comercio mundial de hilados de algodón, siguiendo el mal ejemplo de China en el caso de las prendas de vestir.
  • ¿Qué quieren lo hindúes?
  • Quebrar a las hilanderías de algodón –o al mayor número posible– para luego venderle al mundo a precios de mercado y sin competencia. Es una estrategia prohibida y condenada por la Organización mundial de Comercio (OMC).
  • ¿Qué mecanismos de defensa tenemos en el país?
  • Para estos casos existen mecanismos en Indecopi tales como la aplicación de derechos antidumping, de derechos compensatorios o la aplicación de salvaguardias. En el 2008, la industria solicitó se aplique salvaguardias y a pesar que Indecopi nos dio la razón, los “políticos de turno” no lo ratificaron y no quisieron aplicar la medida por presión de los importadores (que se escondieron detrás de pequeños tejedores y confeccionistas de Gamarra).
  • A la larga, eso les está pasando la factura a los mismos que defienden la importación de hilados artificialmente baratos, pues ahora no solo entran hilados de algodón sino también tejidos hindúes a muy bajos precios y dentro de poco llegarán las mismas confecciones que ellos reclamaban tener que producir con los “competitivos hilados hindúes”.
  • Es que se mira el árbol pero no el bosque, piensan que toda la vida continuarán de informales, porque muchos clientes de los grandes importadores de hilados hindúes son informales, pero la informalidad tiene un costo mucho más alto. 
  • Entonces, ¿cómo evalúa la política pública peruana sobre el tema?
  • Estamos pasando del libre comercio al “libertinaje de comercio”. Bajo el sombrero del libre comercio se pensó que el mercado lo solucionaría todo y por eso la conducta en el pasado fue “dejar hacer dejar pasar”. Eso indirectamente apoyó el desarrollo de las malas prácticas de comercio.
  • ¿Y en términos de problemas sin resolver?
  • Si lo vemos de manera global, tres son los problemas del sector desde hace varios años: Primero, la debilidad de las instituciones del Estado para enfrentar las malas prácticas de comercio (subvaluación, delitos aduaneros, triangulaciones e incumplimiento de normas de origen). Segundo, la poca voluntad política para afrontar la dramática caída en la producción de algodón, principal materia prima del sector (alrededor del 50 por ciento de la industria textil es algodonera); y, tercero, la ausencia de una visión clara sobre el futuro de la cadena textil en su conjunto. 
  • ¿Y qué se debe hacer?
  • La única forma de afrontar estos problemas es que el gobierno tome una decisión de Estado para que al Perú no ingresen más mercancías con precios artificiales o por debajo de su costo real, y se castigue ejemplarmente a testaferros, subvaluadores y estafadores.
  • En ningún país del mundo, el mercado por sí solo ha solucionado estos problemas, pues el combate a la competencia desleal es una tarea del Estado. De esa forma recuperaremos no solo el mercado nacional para los agricultores e hilanderos de algodón sino también para el mercado de telas y confecciones, que dan empleo, generan riqueza y pagan sus impuestos.
  • Si la cadena textil peruana recibiera un gran apoyo gubernamental, ¿qué podría lograr en términos de valor agregado, empleo y comercio internacional?
  • Más que un apoyo necesitamos se garantice igualdad de condiciones, la obligación del Estado es garantizar la transparencia del comercio, que no haya informalidad, que no se subvalúe, que no existan “vacas sagradas” que importan por debajo de los precios internacionales y se les permita seguir haciéndolo; hasta hoy no existe un solo importador preso por subvaluar, a pesar que hay leyes muy estrictas.
  • Si se diera eso, el resto es responsabilidad de la industria. Nuestra industria se ha modernizado, hoy trabaja a estándares internacionales y ha conquistado nichos de mercados especializados en el mundo. Ahora esperamos que las nuevas autoridades tengan la claridad para ver la importancia de esta cadena dentro de una estrategia de desarrollo que prioriza la inversión con inclusión social.
  • Consideramos que el Perú tiene todas las condiciones para ser una industria textil y de confecciones de alta calidad en el mundo. Tenemos, de un lado, una materia prima de calidad –como los algodones Pima, Tangüis, IPA 56– reconocidas internacionalmente; también tenemos una excelente ubicación geográfica, cercana al principal mercado de consumo que hoy representa los Estados Unidos; y tercero, hemos desarrollado una mano de obra altamente calificada.
  • Si se nos garantiza igualdad de condiciones, podemos invertir más, generar más empleo, más recursos para el fisco, prendas peruanas de alta calidad para los consumidores y un alto valor agregado para el país.
  • ¿Qué debilidades y fortalezas tiene la producción de algodón en el Perú?, ¿en qué medida nos afectan los precios internacionales del algodón?
  • La crisis de nuestro mundialmente afamado algodón peruano obedece principalmente a dos factores: La gran informalidad en su comercialización y la falta de una política integral del Estado que equilibre el tratamiento que otros países le dan a este producto. El problema de fondo no es el precio del algodón.
  • El año pasado tuvimos los precios más altos de la historia y los problemas estructurales subsistieron. Un precio internacional alto ayuda en el corto plazo, pero si no abordamos los problemas de fondo, seguiremos en lo mismo.
  • El problema es la baja productividad que se traduce en una pobre rentabilidad y la ausencia de un soporte técnico y económico para hacer sostenible este cultivo. Medidas tales como proveerles de semillas de calidad, hacer eficiente el uso de la mano de obra y los insumos, elevar la tecnificación y mecanización del campo y acceder a servicios tecnológicos agrarios, son necesarios para elevar los actuales rendimientos.
  • Es fundamental priorizar una solución al problema del algodón no solo por ser un producto de bandera, sino por formar parte clave de nuestra cadena de valor. Nuestra industria textil no es sostenible basada en hilados de algodón importados.
  • Solo deberíamos importar la fibra o los hilados que no producimos o cuya producción es probadamente insuficiente (fibra corta e hilados gruesos), pero para ello nuestros agricultores deben ser competitivos a nivel internacional.
  • Con ello no pretendo proponer que se prohíban las importaciones sino que si se impide que éstas ingresen a precios artificialmente bajos y/o subvaluados, el mismo mercado regulará su presencia: muerto el perro, muerta la rabia.
  • manifestó que la Actividad Pima estaría en crisis, y a punto de desaparecer, por la falta de recursos de la misma Dirección Regional de Agricultura de Piura (Drap) en su conducción.
  • Señaló que se corre el riesgo de que esta campaña (2013) no haya financiamiento para mil 500 agricultores, y para 2 mil hectáreas de algodón.
  • "Aparte que las entidades públicas no pueden financiar ni dar créditos, ahora (la Actividad Pima) está acéfala, porque aún no hay director de Agricultura escogido, y quien también es director de Pima", precisó.
  • Además, remarcó que para el 1 de noviembre ya se debe tener la preparación del terreno para empezar la nueva campaña, y se espera que exista financiamiento, pues Agrobanco tampoco tiene la capacidad económica para poder financiar más áreas.
  • explicó que para la campaña del próximo año la intención de siembra de algodón en Lambayeque ha bajado a 3 mil hectáreas, básicamente porque no resultó rentable este año.
  • "El año pasado el quintal de algodón estuvo a 170 soles y este año a las justas llegó a los 110. Asimismo, se planificó sembrar 6 mil hectáreas y terminó sembrándose un poco más de 4 mil", precisó el funcionario regional.
  • Caso contrario sucede con la siembra de arroz, pues la campaña de este cereal subirá en al menos 2 mil hectáreas.
  • Hasta finales de diciembre deberán sembrarse 29 mil 400 hectáreas de arroz, mientras que otras 10 mil hectáreas estarán a la espera, dependiendo de la cantidad de agua que se disponga.
  • "No podemos autorizar mayor extensión de cultivos porque no podemos asegurar que vaya alcanzar el agua. El reservorio de Tinajones dispone de 230 millones de metros cúbicos de agua, mientras que el río aporta solo 4 metros cúbicos a diferencia del año pasado que daba 8", aseguró.
  • anunció que se iniciará el empadronamiento de productores algodoneros de Piura, con el fin de entregar los incentivos económicos otorgados por el Minag a quienes hayan sembrado algodón en la campaña 2011 – 2012.
  • El incentivo priorizaría a los productores algodoneros del Chira, Alto Piura, Medio y Bajo Piura, mediante un beneficio económico directo de S/. 15 por quintal en rama.
  • El proceso de empadronamiento se realizaría en tres fases: Difusión y sensibilización, empadronamiento y verificación, las cuales tendrán una duración de 60 días respectivamente y serían realizadas por 6 empadronadores
  • Actualmente se desarrolla la fase de difusión y sensibilización, a fin de que los productores conozcan los requerimientos necesarios para acceder a este incentivo.
  • Durante la segunda fase, las agencias agrarias, las juntas de usuarios, las comisiones de regantes y los empadronadores, conformarán la comisión de empadronamiento, encargada de recibir los expedientes de cada productor que espera alcanzar el incentivo, cuya información servirá para la elaboración de una base de datos que se empleará para obtener la liquidación para el pago del incentivo.
  • Para la fase final, del total de expedientes recibidos, se realizará un proceso de verificaciones de campo para constatar la veracidad de los documentos presentados, respetando un cronograma para la entrega de los expedientes, el cual se dará a conocer en los próximos días
  • informó que más de 3 mil hectáreas de algodón se esperan sembrar en la región Lambayeque desde el 15 de octubre, fecha en la que se entregará el recurso hídrico para este tipo de cultivo.
  • Chiclayo, Muy Finca, Mochumí, Capote, Mórrope y Monsefú son algunas de las zonas productoras donde los agricultores contarán con agua para sus sembrios.
  • Esquerre Ascencio dijo esperar que con este nuevo panorama, el cultivo de algodón sea más rentable.
  • Resaltó el interés de las autoridades en el tema de la siembra, teniendo en cuenta que muchos campesinos no reciben apoyo para obtener semillas, agua, asesoramiento y financiamiento.
  • informó que de las 96 órdenes de pago existentes, solo la han recogido 47 agricultores.
  • "Mañana llegan 170 órdenes de pago a la Dirección de Agricultura y así progresivamente se estará atendiendo a los productores algodoneros", dijo al tiempo de señalar que existe poca concurrencia de los beneficiarios.
  • Desde el pasado 15 de setiembre, se inició con la entrega de las órdenes de pago a los productores algodoneros de la región. Los primeros beneficiarios fueron la Comisión de Regantes del cauce Macacona de la Junta de Usuarios del río Ica.
  • Tras el empadronamiento, dirigido a los productores algodoneros pueden acceder a los beneficios que otorga el Ministerio de Agricultura como incentivos, así como la transferencia tecnológica y asistencia técnica.
  • Para el 2012, se han empadronado en la región Ica, 6 mil 715 algodoneros y se prevé sembrar 22 mil 540 hectáreas de la fibra vegetal en todos los valles.
  • En la Junta de Usuarios del Río Ica se empadronó a 839 algodoneros, La Achirana 612, Nasca 182, Palpa 232, Pisco 2 mil 793 y Chincha 2 mil 057 agricultores.
  • Por otro lado, informó que viene apoyando a las organizaciones agrarias con planes de negocios como la capacitación en 17 talleres a 685 productores agropecuarios con la finalidad de que puedan acceder a los incentivos que ofrece AGROIDEAS.
  • Esta última ha aprobado, dos planes de negocios para la Asociación de Parceleros San Juan (Changuillo) por 273 mil nuevos soles para la producción y comercialización del pallar seco.
  • Un segundo proyecto apoyado es para la Cooperativa Agraria de Servicios "Agroinka" de Pisco por 826 mil soles para la instalación de 66 hectáreas de la palta Hass.
  • Añadió que se vienen elaborando seis planes de negocios para las organizaciones de la región, se cuenta con tres organizaciones de productores elegibles y están en trámite de lograr su elegibilidad, 26 organizaciones de agricultores.
  • La Dirección Regional de Agricultura, a través de la Agencia Agraria De Pisco en convenio con la TGP, vienen instalando 40 parcelas demostrativas de alfalfa para promover una alimentación adecuada en la crianza de cuyes y ganado lechero en el valle de Pisco.
  • Dijo que a través del equipo de infraestructura Agraria se promueve y ejecuta proyectos y obras de irrigación, de mejoramiento de riego, manejo adecuado y conservación de los recursos hídricos y de suelos.
  • Infraestructura de riego. Actualmente, dicho equipo reconstruye los canales de riego la Peña y La Achirana- Santa Cruz; La Comunidad y El Molino-Río Grande- Palpa y San Juan-Changuillo por tres millones 020 mil 315 nuevos soles.
  • Asimismo, el mejoramiento de canales de riego de Huáncano, Pallasca, Miraflores, Montesierpe y San Ignacio en los distritos de Huáncano y Humay, ambos en Pisco, por 2 millones 733 mil 162 soles.
  • En alianza estratégica con los alcaldes distritales de San Juan de Yánac, Chavín y San Pedro de Huacarpana se mejoran el sistema de riego y elaboración de planes de negocio.
  • respaldó la idoneidad e independencia del Indecopi en las investigaciones iniciadas para determinar la existencia de malas prácticas de comercio en la importación de prendas de vestir fabricadas en China y que son comercializadas en el mercado peruano.
  • “El Indecopi es una entidad seria, con mucha experiencia y con todas las capacidades técnicas y profesionales para analizar las prácticas desleales de comercio, por lo que creemos en su idoneidad y respaldamos la seriedad de sus investigaciones”, señaló.
  • Dijo que hasta ahora todo les parece correcto y dentro del marco legal. “Hay un informe técnico que sustenta el inicio de una investigación y existe la convocatoria de Indecopi a las partes interesadas para que expresen sus puntos de vista y discrepancias como es lógico”.
  • Como se sabe, ComexPerú está en contra del modo de investigación.
  • comentó que la manufactura es el sector económico que aparece afectado por la crisis internacional. Al primer semestre del 2012, según el INEI, venía cayendo en -0,36% en contraste con el crecimiento del PBI, que acumulaba un 6,11% para igual periodo.
  • Por su parte, la industria textil es uno de los sectores industriales con mayor caída en la producción. Así, en el primer semestre del 2012, según PRODUCE, la fabricación de productos textiles registraba un -18,9% mientras que la fabricación de prendas de vestir presentaba una variación positiva de 1,5%.
  • Las exportaciones de dichos sectores, de otro lado, mostraban un crecimiento muy significativo al primer semestre del año en curso. De acuerdo con el BCRP, las prendas de vestir y otras confecciones venían aumentando en 12,9% mientras las exportaciones de tejidos mostraban un aumento del 64,5%. En contraste, las fibras textiles y los hilados venían contrayéndose.
  • El comportamiento descrito llama a varias reflexiones. La primera de ellas es que una parte importante de las empresas de confecciones, recogiendo las lecciones de la debacle del 2009, han diversificado sus mercados de destino.
  • Por ello, sus exportaciones continúan creciendo. Segunda reflexión, la crisis no afecta a todos lo sectores por igual. Así, prendas de vestir y tejidos continúan creciendo pero las fibras sintéticas y los hilados pierden mercados.
  • Tercera cuestión, las importaciones de hilados provenientes de la India habrían desplazado a los productores locales. Ello explica que, en paralelo a la caída de la producción de hilados, aumenta la producción y exportación de los tejidos y las prendas de vestir.
  • Este punto no es menor ya que si se suma a la menor oferta del algodón local como insumo para los hilados, y que tiene como contrapartida el aumento de las importaciones de algodón proveniente de EEUU, el resultado acabará siendo una industria de prendas de vestir segmentada. Una parte de ella que incorpora hilados y tejidos elaborados con algodón nacional y, otra, que utiliza hilados provenientes de un tercer país.
  • El efecto más relevante de dicha segmentación es que se afecta la consolidación de un complejo textil algodonero con lo cual se diluye el efecto multiplicador de un aumento de nuestras exportaciones ya que éstas no acabarán dinamizando la actividad agraria como eran los supuestos que se esgrimieron, en su época, en las negociaciones del ATPDEA y, luego, durante el proceso del TLC con EEUU.
  • dijo temer que se ha cocinado un ‘coctel’ proteccionista tras la declaración de interés nacional a la “Cadena productiva del algodón cultivado en el Perú”, el teme que
  • “Temo que todo esto ya está cocinado. Apostaría a que, en los próximos días, Indecopi aplicará medidas antidumping provisionales en el caso de las confecciones chinas o medidas similares contra la importación de hilados de la India, a fin de importar algodón americano en el momento exacto para garantizarle una Feliz Navidad a pocos en desmedro de los bolsillos de muchos”, expresó.
  • Ferreyros esperaba que el Gobierno pondría fin a la problemática algodonera atacando la informalidad y la falta de productividad. Por el contrario, se ha utilizado una estrategia proteccionista utilizando a Indecopi.
  • Cabe recordar que la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y Comex se enfrentaron en julio pasado por la investigación que viene realizando desde ese mes el Indecopi de supuestas prácticas de dumping de las importaciones de prendas de vestir procedentes de China
  • En tanto, agregó, se viene avanzando una propuesta para establecer un autogravamen que afectaría a todos los productos de la cadena (fibra de algodón, hilados, confecciones), ya sean nacionales o importados, para generar un fondo cercano a US$ 5 millones para invertirlo en trabajar los temas de competitividad de la producción algodonera y de fibras de pelos finos.
  • “Pero, ¿de qué estamos hablando? Por un lado quieren que los privados se pongan la mano al pecho (léase bolsillo) y pongan dinero para apoyar a los algodoneros y acallar sus protestas, cuando es tarea del Minag el abordar seriamente la problemática y trabajar en sus soluciones”, expresó Ferreyros.
  • Por otro lado, pretenden golpear al consumidor final y los confeccionistas encareciendo las importaciones, eliminando “groseramente” cualquier competencia externa y poniendo en riesgo la imagen del Perú como país de apertura, libre mercado y socio comercial fiable, añadió.
  • “Esta escalada proteccionista no resuelve los problemas de fondo del algodón peruano ni de su cadena productiva, como el contrabando de ropa y la subvaluación, por eso me pregunto, ¿alguien sabe de algún detenido por subvaluación en todos estos años?”, anotó.
  • En su opinión, como solución se está optando por el camino facilista del proteccionismo, “recorrido ya varias veces con efectos nefastos”.
  • En su reporte semanal, Comex señala "La Comisión de Fiscalización de Dumping y Subsidios del Indecopi habría alcanzado un récord histórico al iniciar de oficio la investigación a 276 partidas en el primer semestre del 2012, ya que en el periodo del 2011 se investigó a una sola partida. “¡Más de 20 veces…! ¡Qué manera…! (…) El Indecopi tiene la facultad de imponer medidas antidumping provisionales a los 60 días de iniciada la investigación mientras dure el proceso”.
  • “De prosperar este ‘coctel proteccionista’ de nada habrá servido el trabajo de años ni los road shows que realiza el Ejecutivo para promocionar a nuestro país”, añaden.
  • “Lamentablemente se usa a Indecopi, ente que tomó varios años de trabajo para conseguir un prestigio técnico”.
  • señaló que impulsará la competitividad y acceso a mercados para el algodón, tras haber sostenido una reunión, de más de tres horas, con una representación de más de cien algodoneros de Ica.
  • Asimismo, detalló que se ha elaborado una agenda de trabajo muy precisa, donde se estipula que el 17 de setiembre del presente, se dará inicio al cronograma de transferencia de los S/. 55 millones que los productores algodoneros exigían, mediante el Banco Agropecuario (Agrobanco) y el Programa de Compensaciones para la Competitividad (Agroideas).
  • Respecto al reciente incremento de precios de los alimentos en el mercado interno (fideos, aceite y arroz), el funcionario explicó que es coyuntural y espera que se normalicen en los próximos días, “no podemos sucumbir ante la especulación, debemos mantener la calma y diversificar nuestra canasta familiar con productos de igual valor nutritivo como la papa, quinua, kiwicha; entre otros”.
  • Por otro lado, en el marco del lanzamiento oficial del “Tercer Festival del Cacao Nativo” y del “Primer Salón del Cacao y Chocolate de Pangoa 2012”, que se efectuará entre el 15 al 18 de setiembre en el distrito de San Martín de Pangoa (Junín), sostuvo que el Minag tiene previsto una inversión de S/. 500 millones, para los próximos cinco años, en la zona del VRAEM (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro).
  • En ese sentido, explicó que el financiamiento se otorgará dentro del plan de desarrollo integral del VRAEM, mediante un plan de intervención que contempla diversas acciones como: el fomento de la asociatividad entre los pequeños y medianos productores, asistencia técnica, formulación de planes de negocios, mejoramiento de la sanidad agraria; entre otros, que permitan obtener un fruto de calidad que facilite su acceso a los principales mercados internacionales.