El retiro de EEUU del Acuerdo de París sobre cambio Climático

El jueves 01 de junio se concretó lo que ya se veía venir: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump anunció que "para cumplir mi solemne deber de proteger a EE.UU. y a sus ciudadanos, Estados Unidos se retirará del acuerdo climático de París". 

Para Estados Unidos el retiro del Acuerdo de París implica que suspende la implementación de su Contribución Nacionalmente Determinada (NDC), es decir su compromiso de mitigación del cambio climático. EEUU se había comprometido a una reducción de 26 a 28 por ciento de los gases de efecto invernadero para el 2025, en comparación con el año 2005, y para lograrlo el gobierno del presidente Barack Obama había puesto en marcha medidas como el "Plan de Energías Limpias" o restricciones a la explotación de carbón. La organización Climate Action Tracker calcula que con el retroceso en las políticas climáticas de Trump, las emisiones estadounidenses en el año 2025 o 2030 serán similares a los niveles actuales.

Otro efecto es que Estados Unidos ya no continuará aportando al Fondo Verde del Clima, creado para apoyar a los países en desarrollo en sus acciones de mitigación y adaptación. Este fondo hasta el momento ha recibido aportes por US$ 10,300 millones, de los cuales Estados Unidos había ofrecido aportar US$ 3,000 millones y ya había desembolsado US$ 1,000 millones. Ahora otros países deberán aumentar sus contribuciones para que los recursos del Fondo se mantengan.

Entonces ¿El anuncio del retiro de EEUU perjudicará irremediablemente al Acuerdo de París? y ¿Cuánto afectará al logro de la meta de no superar los 2 grados de aumento de temperatura al 2100? Lo primero dependerá en gran medida de la determinación que muestren los países firmantes del Acuerdo al cumplir sus compromisos climáticos ya expresados en las NDC y en aumentar la exigencia de sus metas de reducción de emisiones, considerando que será necesario llenar el vacío que deja Estados Unidos. Hay que tomar en cuenta que muchos estados y gobiernos locales estadounidenses continuarán implementando medidas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, aún si Trump retira a su país del Acuerdo global.

Además, el presidente americano ha señalado en su discurso que su intención de retirar a EEUU del Acuerdo de París no sería irrevocable y que estaría dispuesto a renegociarlo de acuerdo a sus intereses.

En el caso peruano, la Cancillería ya emitió un comunicado expresando "preocupación y decepción" por el anuncio efectuado por Trump, y "refuerza la convicción de desplegar los mayores esfuerzos a nivel nacional para cumplir con las obligaciones de este importante instrumento internacional". Pero ¿qué está haciendo nuestro país para "desplegar los mayores esfuerzos" para cumplir con los compromisos del Acuerdo?

Perú está en proceso de implementar sus NDC. Se ha instalado un Grupo de Trabajo Multisectorial (GTM) de Alto Nivel responsable de la puesta en marcha de más de 100 acciones de adaptación y mitigación para enfrentar el cambio climático. Este Grupo incluye a 13 Ministerios y el Ceplan. La meta de mitigación para el Perú es reducir el 20% de emisiones GEI con recursos públicos y privados, y un 10% adicional condicionado a obtener financiamiento de la cooperación internacional. También se plantean medidas de adaptación en 5 áreas priorizadas: agua, agricultura, pesca y acuicultura, bosques y salud. Un cuestionamiento a este Grupo de Trabajo es que ha disminuido su nivel político en comparación con su predecesor en el año 2015, cuando lo integraban ministros y viceministros, ahora lo integran directores generales. Otra dificultad es que no participan todas las instituciones que debieran. Por ejemplo, hasta abril de este año no participaba la Autoridad Nacional del Agua. Asimismo, aún no se informa sobre los mecanismos de participación de la sociedad civil.

En relación a las propias medidas de mitigación y adaptación consideradas en la NDC, no siempre cuentan con respaldo político. Por ejemplo, una propuesta de mitigación en el sector energía era "Reemplazo de Luminarias en Alumbrado Público" que implica sustituir lámparas de sodio por lámparas de inducción magnética y LED y así sustituir 1.5 millones de luminarias en el plazo de 10 años. Pero el año pasado se presentó al gobierno anterior una propuesta para masificar el uso de LEDs en el alumbrado público, sin éxito. También ha habido problemas en las subastas de energías renovables que el Estado está obligado a convocar cada dos años. La subasta de este año se ha suspendido según anunció el Ministerio de Energía y minas

Por otro lado, existen contradicciones entre la política de atracción de inversiones impulsada por el gobierno -especialmente en el sector hidrocarburos- y los objetivos de protección al medio ambiente y de enfrentar el cambio climático. Por ejemplo, el Ejecutivo persiste en su intención de permitir la exploración y explotación de hidrocarburos en áreas naturales protegidas, pese a que una de las medidas para implementar las NDC es Consolidación de Áreas Naturales Protegidas y la explotación de hidrocarburos puede amenazar la integridad de estas áreas.

El gobierno peruano debiera tomar en serio este cuestionamiento si realmente tiene la intención de "hacer los mayores esfuerzos" para enfrentar el cambio climático.

Opinión

  • Fernando Eguren
    En su blog "Cosechando opiniones", Eguren reflexiona sobre la relevancia de la agricultura familiar para el desarrollo rural

    ver  artículos

  • Laureano del Castillo
    En su blog, el Dr. Del Castillo comenta la legislación agraria y rural
    ver artículo