Ir a la página Principal

 

DECRETO SUPREMO Nº 017-96-AG

REGLAMENTO DEL ARTÍCULO 7º DE LA LEY Nº 26505, REFERIDO A LAS SERVIDUMBRES SOBRE TIERRAS PARA EL EJERCICIO DE ACTIVIDADES MINERAS O DE HIDROCARBUROS

Promulgado el 18 de octubre de 1996

Publicado el 19 de octubre de 1996

 

Resumen:

La Ley Nº 26505 en su artículo 7 estableció la obligatoriedad de llegar a un acuerdo entre el inversionista minero y el propietario del predio para que aquel pudiera iniciar actividades de explotación minera. En enero de 1996 la Ley Nº 26570 modificó el artículo 7 de la Ley Nº 26505, para permitir, alternativamente, el establecimiento de una servidumbre minera sobre el predio.

De acuerdo al nuevo texto del artículo 7 de la Ley de Tierras, el Reglamento debía hacer mayores precisiones sobre este tema. En verdad, como puede apreciarse a continuación, el presente Reglamento pone mayor atención a la regulación de la servidumbre minera que al acuerdo previo y directo entre la empresa minera y los dueños del predio o fundo bajo el cual se encuentra el yacimiento minero. En mayo de 2003 se modificó algunos artículos de este Reglamento, por medio del Decreto Supremo Nº 015-2003-AG (publicado originalmente como D.S. 014-2003-AG).

La aplicación de este Reglamento debe complementarse con otras normas legales de naturaleza ambiental que regulan las actividades mineras y las obligaciones ambientales de estas empresas, especialmente con el artículo 32 del Decreto Supremo Nº 059-2005-EM (sobre pasivos ambientales) .

Al haberse restituido por la Ley 29376 de junio de 2009 el texto de la Ley de Tierras y sus modificatorias se restituyó también la vigencia de su reglamento.



 

Legislación

bot-comu.gif (5834 bytes)bot-orga.gif (5426 bytes)bot-tier.gif (5362 bytes)bot-desa.gif (5382 bytes)

 

REGLAMENTO DEL ARTÍCULO 7º DE LA LEY Nº 26505, SUSTITUIDO POR LA LEY Nº 26570

 

Artículo 1º.- La utilización de tierras para el ejercicio de actividades mineras o de hidrocarburos, así como para el transporte de hidrocarburos y minerales por ductos, requiere acuerdo previo con el propietario de las tierras o la culminación del procedimiento de servidumbre.

Acuerdo previo o servidumbre minera para poder realizar actividades mineras

Artículo 2º.- El acuerdo entre las partes deberá constar en documento extendido ante Notario Público o Juez de Paz, el que deberá ser puesto en conocimiento del órgano competente del Ministerio de Energía y Minas.

El acuerdo previo debe constar en documento escrito

Artículo 3º.- La etapa de trato directo entre las partes se inicia mediante carta notarial, en la cual el solicitante de la servidumbre propone al propietario del predio el trato directo.

De no producirse el acuerdo entre las partes en un plazo máximo de treinta (30) días hábiles, el solicitante de la servidumbre se dirigirá a la Dirección General de Minería poniendo en conocimiento el agotamiento de la etapa de trato directo, acompañando la constancia de recepción de la carta notarial por el propietario del predio.

En tal virtud, la Dirección General de Minería llamará a las partes y les invocará a conciliar con la participación de un Centro de Conciliación, designado de común acuerdo en un plazo no mayor de diez (10) días hábiles; en caso de no producirse este acuerdo, la Dirección General de Minería solicitará a la Dirección Regional Agraria de la jurisdicción una terna, de la cual elegirá al Centro de Conciliación para que, en un plazo máximo de treinta (30) días hábiles, procure el acuerdo respecto de la servidumbre. La Conciliación se regulará conforme a la Ley de Conciliación y su Reglamento, y será sufragada por el solicitante de la servidumbre, a través de la Dirección General de Minería.

La Dirección General de Minería deberá instruir al propietario del terreno superficial sobre legislación minera y de servidumbre legal minera, así como sobre los derechos que le asisten, previamente a la invocación a conciliar.

Simultáneamente a la invocación a conciliar, la Dirección General de Minería designará un perito minero de la nómina oficial para que se pronuncie sobre la necesidad y magnitud de la servidumbre a efectos de la actividad minera planeada y solicitará al Consejo Nacional de Tasaciones - CONATA para que designe un perito profesional agronómico el que procederá a la tasación del área solicitada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9° de este Reglamento, elaborando adicionalmente un informe técnico debidamente sustentado que analice si la servidumbre es posible sin enervar al resto del predio sirviente de tal modo que lo haga inútil o lo afecte de manera sustantiva respecto de los fines para los cuales estaba siendo usado o estuviere destinado.

El plazo máximo para ambas pericias es de quince días (15) hábiles y serán remitidas al Centro de Conciliación y a la Dirección General de Minería para que sirvan de referencia o base en sus respectivos procedimientos.

El acuerdo al que lleguen las partes o la ausencia del mismo será objeto de certificación por parte del Centro de Conciliación, notificándose a la Dirección General de Minería.

Culminada la etapa de conciliación sin que se hubiera producido el acuerdo entre las partes, podrá solicitarse a la Dirección General de Minería el inicio del procedimiento administrativo de servidumbre legal adjuntando la carta notarial inicial, incorporándose entonces al expediente los respectivos informes periciales.

[Texto modificado por el Decreto Supremo Nº 015-2003-AG, publicado el 7 de mayo de 2003]

 

Inicio de trato directo entre las partes, si no hay acuerdo invitación a centro de conciliación.

Artículo 4º.- El establecimiento de servidumbre sobre tierras para la actividad minera, se regirá por lo dispuesto en el Capítulo IV del Título Décimo Segundo del Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería (TUO), aprobado por el Decreto Supremo Nº 014-92-EM, los Artículos 43° y 44° del Reglamento de Procedimientos Mineros, aprobado por Decreto Supremo Nº 018-92-EM y la disposición especial siguiente:

El Director General de Minería, y el Director General de Promoción Agraria del Ministerio de Agricultura, dentro del plazo de treinta (30) días útiles de recibidas las pericias, emitirán cada uno su opinión técnica pronunciándose respecto al cumplimiento del procedimiento indicado en la Ley General de Minería y en las disposiciones reglamentarias vigentes, señalando en forma expresa si la servidumbre es posible sin enervar el derecho de propiedad, teniendo para ello en cuenta los dictámenes periciales, salvo que a su juicio las pericias contengan vicios o defectos, en cuyo caso ordenará se subsanen, debiendo los peritos entregar la información a dicho órgano en un plazo máximo de quince (15) días hábiles.

En el caso que la servidumbre sea posible sin enervar el derecho de propiedad, el Director General de Minería preparará el proyecto de Resolución Suprema que fije la indemnización, conjuntamente con la minuta de establecimiento de la servidumbre, elevando todos los actuados dentro del plazo señalado en el párrafo precedente para la expedición de la Resolución Suprema que impondrá la servidumbre, la que será refrendada por los Ministros de Energía y Minas y de Agricultura.

Expedida la Resolución Suprema, el solicitante consignará en el Banco de la Nación a la orden de la Dirección General de Minería el monto de la indemnización en el plazo máximo de diez (10) días hábiles de notificado con la Resolución, bajo pena de declararse abandonada la solicitud. Efectuada la consignación, la Dirección General de Minería ordenará la suscripción de la escritura pública dentro de los diez (10) días hábiles siguientes de notificadas las partes La Resolución Suprema que otorgue la servidumbre sólo podrá contradecirse ante el poder judicial respecto al monto de la indemnización fijada.

La entrega de la indemnización al propietario de la tierra se efectuará contra la firma de la escritura pública.

Si transcurridos los diez (10) días hábiles el propietario no firmase la escritura pública, ésta será firmada en rebeldía por el Director General de Minería, instruyendo al Banco de la Nación para entregar el monto consignado al propietario.

En caso que la servidumbre enerve el derecho de propiedad, conforme a la opinión técnica de la Dirección General de Minería o de la Dirección General de Promoción Agraria del Ministerio de Agricultura, se denegará el pedido del concesionario minero mediante Resolución Ministerial expedida por el Ministerio de Energía y Minas.
[Texto modificado por el Decreto Supremo Nº 015-2003-AG, publicado el 7 de mayo de 2003]

 

Tramitación de la servidumbre minera: Pericias, determinación de la indemnización, firma de escritura pública y posible denegatoria de servidumbre minera.

 

Artículo 5º.- Cuando el conductor no acredite su derecho de propiedad sobre la tierra objeto de servidumbre, el solicitante depositará el monto indemnizatorio en una cuenta en el Banco de la Nación de la localidad en calidad de consignación, para ser entregado a quien acredite fehacientemente su derecho de propiedad sobre la tierra, procediendo el Director General de Minería a la firma de la escritura de establecimiento de servidumbre.
[Texto modificado por el Decreto Supremo Nº 015-2003-AG, publicado el 7 de mayo de 2003]

 

Si no acredita propiedad, la empresa minera deposita la indemnización en  Banco y el Director de Minería firma la escritura de servidumbre

Artículo 6º.- De conformidad con la Sétima Disposición Complementaria del Decreto Legislativo Nº 653 y Artículo 14º del Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería, no procede el establecimiento de servidumbre sobre tierras de uso agrícola o ganadero para el desarrollo de actividades mineras no metálicas.

 

No cabe servidumbre sobre tierras agropecuarias para minería no metálica

Artículo 7º.- El establecimiento de servidumbre sobre tierras para las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos se regirá por las disposiciones contenidas en el Anexo B del Reglamento de las Actividades de Exploración y Explotación de Hidrocarburos, aprobado por Decreto Supremo Nº 055-93-EM; el establecimiento de la servidumbre para el transporte de hidrocarburos por ductos se regirá por las disposiciones contenidas en el Reglamento para el Transporte de Hidrocarburos por Ductos aprobado por Decreto Supremo Nº 021-96-EM.

La imposición de la servidumbre se aprobará por Resolución Suprema, refrendada por los Ministros de Energía y Minas y de Agricultura.


Normas para establecimiento de servidumbre para exploración, explotación y transporte por ductos de hidrocarburos

 

Artículo 8º.- La servidumbre se extinguirá en cualquiera de los casos siguientes:

a)    Destinar la servidumbre, sin autorización previa, a fin distinto para el cual se estableció; o,

b)    Conclusión de la finalidad para la cual se constituyó la servidumbre.

 

Extinción de la servidumbre

 

Artículo 9º.- El valor de la indemnización por el establecimiento de la servidumbre se obtendrá en virtud de la pericia que será efectuada por profesional de la especialidad agronómica del Consejo Nacional de Tasaciones.

El monto indemnizatorio comprende:

a) El valor del área de las tierras que vayan a sufrir desmedro, que en ningún caso será inferior al del doble del arancel de tierras aprobado por el Ministerio de Agricultura.

b) Una compensación monetaria por el eventual lucro cesante durante el horizonte de tiempo de la afectación, calculado en función a la actividad agropecuaria más rentable que pueda desarrollarse en el predio.

c) El valor de reposición de las obras civiles y edificaciones afectadas por la servidumbre minera.

Los honorarios por el peritaje serán abonados por el solicitante de la servidumbre.
[Texto modificado por el Decreto Supremo Nº 015-2003-AG, publicado el 7 de mayo de 2003]
.


El monto indemnizatorio según la pericia comprenderá el valor de las tierras ,una compensación por lucro cesante y el valor de obras civiles afectadas por la servidumbre.

Artículo 10º.- Los titulares de actividad minera, PERUPETRO S.A. o los contratistas de hidrocarburos, según corresponda y los concesionarios para el transporte de hidrocarburos por ductos, que mantienen en uso terrenos eriazos de dominio del Estado, deberán presentar al Ministerio de Energía y Minas un plano a escala apropiada y una memoria descriptiva del terreno, señalando las áreas superficiales ocupadas por la explotación, infraestructura, instalaciones y servicios, dentro de un plazo de noventa (90) días de puesto en vigencia este Reglamento, a efecto de que este Sector organice un registro que permita excluir dichos terrenos del procedimiento de subasta.

 

Titulares de derechos mineros y de hidrocarburos sobre eriazos del Estado deben presentar un plano para evitar su subasta

Ir a la página Principal