debate.jpg (12001 bytes)


Debate Agrario Nº 31

(Continuación del Artículo...)

 

Conclusión: La lógica del sistema de riego en su conjunto

Como se desprende de todo lo dicho en este capítulo el hecho fundamental es que en el sistema de riego en el Chillón existe una racionalidad que explica los principales rasgos del funcionamiento del mismo.

Hay dos factores fundamentales en el sistema de riego del Chillón. En primer lugar, la existencia de diversas fuentes de agua sobre todo en la parte alta y media de la cuenca. Nos referimos a las lagunas y los puquiales respectivamente. Estas fuentes de agua cobran mucha relevancia para el riego en época de estiaje, el cual cubre la mayor parte del año. Por añadidura existe una gradación en la cantidad de agua disponible en el sistema, disponiendo en general de una mayor cantidad del recurso las partes altas que las partes bajas.

En segundo lugar, la concentración de un mayor número de CsR en la parte media-baja y baja. Como hemos mencionado el mayor peso numérico de las CsR de estos sectores conlleva a que tengan el poder de decisión en la Asamblea General de la JU, y a que sus directivos ocupen la mayoría y más importantes cargos de la JD del organismo central de organización de riego en la cuenca.

Así el sistema está gobernado justamente por los representantes de los usuarios que sufren comparativamente de mayor escasez de agua. Esto es un hecho en extremo positivo, puesto que es sabido que los sistemas de riego que son gobernados por este tipo de usuarios son los que presentan, como tendencia, un mejor aprovechamiento del agua, una mayor racionalidad en las reglas de operación del sistema, y una mayor conformidad con dichas reglas.

Hay que subrayar que sólo estamos diciendo que el sistema de riego en el Chillón tiene una racionalidad. Esto no quiere decir de ninguna manera que funcione de forma eficiente. Existen numerosos problemas que minan la eficiencia del funcionamiento del sistema de riego. En primer lugar, la predominancia de las CsR de la parte media-baja y baja, a la vez que es un rasgo positivo por lo ya señalado, se constituye también en su talón de Aquiles. Sobre todo porque las formas de ejercicio del poder por parte de este sector no son del todo transparentes ni incluyen mecanismos de participación que incorporen ampliamente en el gobierno del sistema a los agricultores de la parte media-alta y alta.

En segundo lugar, en general no existen mecanismos institucionales en los cuales se establezca un diálogo fluido entre los usuarios de base, los dirigentes de las CsR y los dirigentes máximos de la JU. Mucho menos existen mecanismos de participación entre estos actores del riego. Gran parte de los problemas por los que atraviesa la JU se deben a la carencia de dichos mecanismos.

En tercer lugar, como consecuencia de lo anterior, la JU vive con pocos recursos, siendo muchas las necesidades. Esta situación se ve reflejada en el mal estado de la infraestructura mayor y menor del sistema, la carencia de personal para el cumplimiento del monitoreo y la carencia de infraestructura logística para el gobierno del sistema. Todo esto, que es resultado de lo anterior, también se constituye en fuente de ineficiencia y de mal funcionamiento del riego.

Así, como conclusión podemos decir que la organización del riego en el Chillón encierra grandes potencialidades, puesto que responde ya a una racionalidad que aboga por un mejor y más eficiente uso del agua. Lo que sucede es que se deben crear los mecanismos organizativos institucionales de información transparente y de participación activa que permitan conseguir tal estado de eficiencia.

Debemos recordar que el Estado debe jugar un rol activo en el sistema, apoyando el desarrollo de dichos mecanismos. No debe descuidar su rol en el mejoramiento de la infraestructura mayor y debe apoyar más decididamente, con una presencia permanente, extensa y efectiva en el valle, a la Junta de Usuarios.


Líneas de investigación sobre las organizaciones de riego en el Perú

En nuestro país pocas son las investigaciones que dan cuenta en forma integral de cómo funciona socialmente el sistema de riego, vale decir cómo se organizan las Comisiones de Regantes y las Juntas de Usuarios en una determinada cuenca o región y con qué consecuencias para el mantenimiento físico, distribución y uso del bien hídrico [Dos libros son la excepción: el de María Teresa Oré (1989) y el del Grupo Permanente de Estudio sobre Riego (1993)]. No queremos afirmar que se carecen de trabajos sobre cómo opera el riego, pero éstos están referidos sobre todo a los aspectos hidráulicos y de infraestructura. Así, de 102 Juntas de Usuarios existentes en todo el país muy pocas han sido estudiadas. La dimensión social ha permanecido olvidada o soslayada, antes que por una supuesta decisión de los especialistas en ciencias naturales, más bien por omisión y descuido de los profesionales de las ciencias sociales.

A pesar de ser las organizaciones de riego en el campo de las pocas que han sobrevivido a la debacle institucional, y de tener la importante tarea de administrar un bien crucial para el desarrollo del país, los científicos sociales no nos hemos detenido a examinarlas para descubrir no sólo por qué se han mantenido a lo largo del tiempo sino también cuáles son sus características más saltantes y qué potencialidades encierran para reconstruir la institucionalidad en el campo.

¿Cuáles son las características físicas de los sistema de riego en el Perú que influyen en su funcionamiento? ¿Cuáles son los atributos de los actores de los mismos? ¿Cómo intervienen? ¿Qué grado de cooperación y conflicto mantienen? ¿Qué arreglos institucionales, reglas, formales o no, moldean sus acciones colectivas? ¿Cómo marchan actualmente las organizaciones de riego en tanto instituciones de acción colectiva? ¿Cuáles son sus avances y dificultades? ¿Se satisfacen los requerimientos de agua? ¿Cuál es, por último, la lógica resultante de los sistemas de riego? Son preguntas pertinentes para hacer inteligible el funcionamiento de los sistemas de riego en nuestro país.

Hemos presentado sucintamente los resultados de la investigación realizada sobre la Junta de Usuarios de la cuenca del Chillón. Queremos plantear que es necesario hacer investigaciones desde la ciencias sociales sobre los sistemas de riego, máxime cuando el desarrollo de una agricultura eficiente, y por lo tanto la acumulación en el sector agrícola, depende de su buen funcionamiento.

 

Cuadro N° 1

Bocatomas y Canales de Derivación 

Parte Alta

Bocatomas

Canales de Derivación

 

Tipo

Caudal

Tipo

Longitud

1 Huanchuy

Rústico

0.20m3/5

Revestido

1 100 m
2 Llipata Alto

Rústico

0.10

Tierra

2 225
3 Llipata Bajo

Rústico

0.35

(-) rev. y tierra (+)

1 650
4 Quives Cabaña

Rústico

0.30

(+) rev. y tierra (-)

2 240
5 Mayupampa

Rústico

0.20

Tierra

1 321
6 Larancocha

Rústico

0.20

Tierra

2 010
7 Checta Pucará

Rústico

0.30

(-) rev. y tierra (+)

3 120
8 Huerta Vieja Permanente

0.20

(-) rev. y tierra (+)

2 020
9 Magdalena

Rústico

0.40

(+) rev. y tierra (-)

2 676
10 Alcacoto Alto

Semi-rústico

0.20

(-) rev. y tierra (+)

5 200
11 Huarabi Alto

Rústico

0.60

Tierra

4 300
12 Huarabi Bajo

Rústico

0.20

(-) rev. y tierra (+)

7 650
13 Pay Pay-Yangas

Rústico

0.30

(-) rev. y tierra (+)

2 036
14 Alcacoto Bajo

Rústico

0.30

(-) rev. y tierra (+)

2 900
15 Hornillos

Rústico

0.20

(-) rev. y tierra (+)

2 840
16 Macas

Rústico

0.30

(-) rev. y tierra (+)

9 360
17 Zapán

Rústico

0.40

(-) rev. y tierra (+)

8 600
18 Casablanca

Rústico

0.40

Tierra

3 900

Parte Media-Alta

Bocatomas

Canales de derivación

 

Tipo

Caudal

Tipo

Longitud

19 Huanchipuqio

Rústico

0.70

Tierra

3 800

20 Quilca

Rústico

0.80

Tierra

5 340

21 San Antonio

Rústico

0.40

Tierra

7 030

22 Tambo

Rústico

0.40

Tierra

5 515

23 Yanaconas

Rústico

0.60

Tierra

3 420

24 Chocas Alto

Permanente

0.60

Tierra

3 454

25 Chocas Medio

Rústico

0.50

Tierra

3 150

26 Chocas Bajo

Rústico

0.50

Tierra

7 260

27 Caballero

Rústico

0.70

Tierra

3 940

28 Huarangal

Rústico

0.50

(-) rev y tierra (+)

3 690

 

Parte Media-Baja

Bocatomas

Canales de Derivación

 

Tipo

Caudal

Tipo

Longitud

1. Cañón

Permanente

5 m3/5

Tierra

7 069 m

2. Torre Blanca

Rústica

0.50m3/5

Tierra

5 700

3. Con Con

Rústica

2 m3/5

Tierra

13 020

4. Infantas

Rústica

0.40

Tierra

2 700

5. Puquio-Zapata

-------

------

Tierra

1 450

6. Puquio-Cachaza

-------

------

Tierra

5 100

7. Puquio-Choque

-------

------

Tierra

2 710

8. Puquio-Gallinazos

-------

------

Tierra

2 950

Parte Baja

Bocatomas

Canales de Derivación

 

Tipo

Caudal

Tipo

Longitud

1. Naranjal

Permanente

1.50m3/5

(-) T y R (+)

11 550 m

2. Chuquitanta

Rústica

1.0 m3/5

(-) T y R (+)

3 700 m

3. Márquez

Rústica

0.20m3/5

Tierra

1 060 m

Fuente: Elaborado por el equipo de investigación sobre la base de la información del Inventario del INRENA (1995).

* Como hay canales de tipo mixto, esto es parte de tierra, parte revestido de cemento, hemos optado por usar los signos (-) y (+) para indicar lo que prima en ellos.

 

Cuadro Nº 2

Ubicación de las Comisiones de Regantes, Número de Usuarios y Área que cubren (Cifras absolutas y relativas).

Comisión

Zona

Usuarios

%

Área
Ha.

%

Carabayllo

San Lorenzo

Isleta

Caudevilla-H

Chacra Cerro Alto

Chacra Cerro Puquio

La Cachaza

Chuquitanta

Naranjal

Oquendo

Chocas

San Antonio

Macas

Zapan

Yangas

Total

Media/B

Media/B

Media/B

Media/B

Media/B

Media/B

Media/B

Baja

Baja

Baja

Media/A

Media/A

Alta

Alta

Alta

 

269

192

115

373

222

174

285

163

148

143

111

165

85

85

187

2717

9.9

7.0

4.3

3.7

8.1

6.4

10.5

6.0

5.4

5.3

4.0

6.0

3.2

3.2

6.9

100.0

1132

973

352

963

470

301

569

494

387

518

581

850

609

380

416

8995

12.6

10.8

3.9

10.7

5.2

3.3

6.3

5.6

4.3

5.8

6.5

9.4

6.8

4.2

4.6

100.0

Fuente: Elaboración Equipo de Investigación sobre la base de información de Ard Shoemaker, 1998. Oficina de Tarifas y Cuotas de la JU (05/01/1998).

 

 

Bibliografía

 

Grupo Permanente de Estudio sobre Riego.

1993 Gestión del Agua y Crisis Institucional. Un análisis multidisciplinario del riego en el Perú. ITDG-SNV. Lima.

Plot, Charles y Robert Meyer

1975 "The technology of public goods,, externalities, and the exclusion principle". En: Economic Analysis of Environmental Problems. Edwin S. Mills (ed.). National Bureau of Economic Research. New York.

Oakerson, Ronald.

"Analyzing the commons: A framework". En: Bromley, Daniel W. (Ed.) Making the Commons Work. Theory, Practice, and Policy. Institute for Contemporary Studies Press. San Francisco. pp. 41-59.

Oré, María Teresa.

1989 Riego y Organización Social. ITDG. Lima. 

Ostrom, Elinor.

"An agenda for the study of institutions". En: Public Choice 48:3-25.

Tang, Shui Yan.

Institutions for Collective Action: Self-Governance in Irrigation. Institute for Contemporary Studies Press. San Francisco.

Schoemaker, Ard.

1998 ¿Qué Aspectos hay que Tomar en Consideración en los Trabajos de Capacitación en el Sistema de Riego del Valle Chillón? Informe de trabajo de fin de carrera. Lima.

 


flecha1.gif (1191 bytes)flecha2.gif (1197 bytes)flecha3.gif (1183 bytes)

 

Logo01.GIF (4729 bytes)

cepeslog.GIF (3478 bytes)